Boletín 12:1
 ASOCIACIÓN PARA LA CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO
CULTURAL DE LAS AMÉRICAS

Diciembre 2002

Sistema integrado conservación y academia en Colombia

La propuesta y su génesis
La propuesta metodológica "Sistema Integrado de Conservación" hace referencia al conjunto de prácticas que desde la Conservación Preventiva se relaciona con todas las actividades de una "institución" dedicada a la custodia y conservación de patrimonio cultural mueble; entre las más conocidas, museos, iglesias, archivos y bibliotecas. El planteamiento concibe la institución como un conjunto de procedimientos regulados en función de un objetivo específico, para el caso, la conservación de patrimonio y hace depender el logro de este objetivo de la adecuada integración de prácticas de conservación en los diferentes procedimientos que caracterizan la entidad.
Producto de la formación de la Escuela de Restauración y Conservación en Colombia, y de las experiencias de trabajo del Centro Nacional de Restauración la propuesta observa el patrimonio cultural mueble como un recurso público, y al profesional de la restauración-conservación como un sujeto vinculante entre este recurso y la comunidad. Con esta mirada, en 1992 un equipo de restauradores egresados de la Escuela y vinculados al laboratorio de restauración del Archivo Nacional de la Nación, se vio comprometido en el diseño de las políticas y los procedimientos que debían regir la conservación del acervo documental de la entidad. Posteriormente, enfrentados a la problemática de la conservación de archivos en el ámbito nacional y con motivo de las nuevas responsabilidades que adquiría la entidad como Archivo General de la Nación, el equipo debió proponer los postulados teóricos, los procedimientos técnicos y administrativos que en esta materia conducirían la conservación del patrimonio documental del país.
Este fortalecimiento de la conservación como espacio institucional debe ser interpretado como un síntoma de la preocupación del Estado por la conservación de su patrimonio, pero fundamentalmente como el producto del interés de las directivas de la institución por proyectar la experiencia del laboratorio de restauración del archivo, creado en 1972. Veinte años después y bajo las nuevas circunstancias, nace la propuesta del "Sistema Integrado de Conservación". Desde ese momento, y partiendo de la problemática de los archivos, la metodología de trabajo ha estado sujeta a procesos de adaptación según las instituciones y a procesos de mejoramiento en relación con su coherencia conceptual y los resultados prácticos de aplicación.
Más allá de las fronteras del Archivo General de la Nación, el trabajo se vio enriquecido por su confrontación con las limitaciones que caracterizan las diferentes realidades del país, el intercambio con colegas nacionales y extranjeros, y su discusión en el ámbito académico donde encontró un espacio de reflexión sistemática. De estas experiencias hoy pueden valorarse tres grandes aportes: El primero se refiere a la creación de una herramienta técnica y conceptual unificada para el país sobre la forma de abordar los problemas de conservación en archivos. El segundo, a una propuesta para la disciplina sobre los parámetros conceptuales y metodológicos que de manera general deben tenerse en cuenta en el trabajo de colecciones institucionales. Por último, una propuesta a la academia en su función de desarrollo sistemático de conocimiento.

El Sistema integrado de conservación en la academia
Es interesante indagar sobre el desarrollo de esta propuesta en el programa académico de restauración que en su nueva etapa y desde su traslado en 1994 a la Universidad Externado de Colombia, se propuso conducir las reflexiones sobre Conservación Preventiva hacia una mayor relación con las necesidades del medio externo. Consecuencia de esta preocupación y muestra del compromiso de la academia con el desarrollo conceptual y metodológico de propuestas planteadas por el medio externo, en 1997 se abre la asignatura de Conservación Preventiva en la recién creada Facultad de Restauración.
Mediante esta asignatura, tanto el cuerpo docente como los estudiantes que participaron en ella, se propusieron reflexionar sobre la creación de metodologías que dentro de los lineamientos de la Conservación Preventiva y el Sistema Integrado de Conservación, condujeran a la identificación y diagnóstico integral de las necesidades de conservación institucional. La atención en el problema metodológico considera el hecho de que este tipo de herramientas debe ser ajustado a diferentes realidades institucionales y a la vez debe permitir estandarizar los procedimientos de trabajo; consecuentemente, ofrecen una mayor posibilidad de procesamiento de información y seguimiento comparativo a los diferentes aspectos que plantea la conservación en las instituciones patrimoniales.
Acorde con presupuestos descritos, de un lado, la asignatura asumió el trabajo práctico hacia los museos y del otro, la facultad propuso la creación de una línea de investigación en Conservación Preventiva. Mientras en el primer caso se puede destacar la aplicación a la realidad de los museos los planteamientos metodológicos generales planteados por el Sistema, en el segundo sobresalen los aportes metodológicos y conceptuales de los trabajos de grado realizados en desarrollo de las nociones planteadas.

Los Aportes de la Academia
Además de los conceptos y la experiencia ganada con la asignatura de Conservación Preventiva, los aportes de la academia se ven claramente reflejados en la calidad de los trabajos de grado, que en desarrollo de esta misma línea de investigación se han realizado en la Facultad de Restauración ? y que desde la Conservación Preventiva han sido guiados por los presupuestos del Sistema Integrado de Conservación ?. Hasta el momento, y en la nueva etapa de formación que representa la Facultad de Restauración, tres trabajos de grado se pueden contar sobre el tema: El primero, "Sistema de diagnóstico y evaluación para determinar prioridades de conservación en bibliotecas: El caso de la Biblioteca Nacional" (1998); propuso lineamientos para el diagnóstico en bibliotecas según los valores y las características del material que custodian. El segundo, "Acercamiento a la situación actual de los museos públicos en Santa fé de Bogotá" (1999); se dirigió al diseño de una herramienta de diagnóstico institucional, que permitiera evaluar la realidad de la conservación en los museos de Bogotá. El tercer trabajo, "Metodología de evaluación de riesgo para colecciones de museo" (2000); enfocó su atención en la formulación integral de una herramienta metodológica para la evaluación de riesgo de las colecciones en museos, una herramienta flexible y de fácil adaptación a diferentes realidades institucionales y museísticas.

Reseña de Aportes
De este último trabajo es interesante indicar que representa un importante aporte al desarrollo conceptual de la Conservación Preventiva y al Sistema Integrado de Conservación aplicado a museos. Como un programa diseñado de acuerdo con las características de la institución, el Sistema Integrado, comprende dos etapas en su desarrollo. "La primera etapa que contempla la identificación, evaluación y diagnóstico, hace referencia al reconocimiento de tres aspectos; las características de la entidad, las necesidades institucionales y prioridades de conservación de la colección. Del adecuado desarrollo de esta primera etapa depende el enfoque correcto de los programas de conservación". El desarrollo de estas fases conduce a la segunda etapa, que consiste en la introducción operativa de "prácticas" de conservación en forma de programas de corrección, manejo, control y seguimiento; programas caracterizados por la asignación de recursos en el tiempo y el espacio.
Es en desarrollo de la primera etapa, específicamente en la identificación y la evaluación, donde se inscribe el trabajo metodológico sobre riesgo en los museos. La identificación significa algo más que un listado de señalamientos, representa la previa valoración de la importancia del señalamiento de esos datos y no de otros; señalamientos que constituyen preguntas. De allí que dependiendo del tipo de preguntas y sus formas de evaluación, se obtendrán diferentes tipos de herramientas de evaluación y por ende, diferentes resultados. En este sentido, el trabajo parte de la concepción de la institución museística como un sistema abierto, y con base en ello, empieza por identificar los componentes (público, contenido, continente y planificación museística), las funciones (adquirir, conservar, comunicar, exhibir e investigar) y las actividades que desarrollan las funciones. A partir de esta identificación se establecen las relaciones de dependencia entre las características funcionales de la institución y las necesidades de conservación de la colección. Son las relaciones de dependencia según afecten la conservación de la colección o su aprovechamiento como recurso cultural, las que permiten establecer los riesgos potenciales en uno u otro sentido.
El resultado, un modelo de evaluación de riesgo que posibilita el diagnóstico y el establecimiento de prioridades para la corrección de situaciones que amenazan la conservación de las colecciones y su aprovechamiento como recurso cultural. Igualmente, y según las características institucionales se indica el tipo de prácticas que deben ser corregidas y cuales deben ser introducidas en desarrollo de las diferentes funciones. Con el objeto de validar la propuesta y mediante la asignatura de Conservación Preventiva, la herramienta ha empezado a ser aplicada en otros museos cuyas realidades han permitido hacer los primeros ajustes. Se espera que estas actividades de aplicación contribuyan a un constante mejoramiento del instrumento de trabajo y de los conceptos que lo sustentan. En este sentido, la academia no sólo tiene por objeto lograr una mayor unificación en los conceptos y parámetros que conducen los diagnósticos institucionales y en las prácticas de conservación que caracterizan las identidades, sino también ofrecer una mirada de la Conservación Preventiva, como el resultado de una serie de prácticas, que además de la conservación física de la colección, se proponen su aprovechamiento como recurso sociocultural.

Conclusión
Los hechos descritos representan un buen ejemplo de una actividad académica comprometida con la formación de conocimiento y las necesidades que el medio externo plantea. Además de estos aportes, se debe destacar el esfuerzo por centrarse en la resolución de problemas de conservación a nivel institucional y su apertura a las propuestas de los profesionales que han sido formados en ella. En este sentido, la nueva etapa académica en Colombia, representada por la Facultad de Restauración de Bienes Muebles de la Universidad Externado constituye una importante experiencia para la consolidación de la disciplina de la conservación-restauración en el país, que aparece entonces como una profesión que puede crecer y desarrollarse sobre la base del trabajo colectivo.


Gloria Mercedes Vargas Tisnés
Facultad de Restauración
Universidad Externado de Colombia
Bogotá, Colombia
C-e: <gmvargas@hotmail.com >


[ Volver INDICE GENERAL ]