TRUENOS y RAYOS

1/9/99

Nunca había oido lo del mal aire del relámpago (No tengo mucho contacto directo con la cultura popular). Pero sí se algo sobre los efectos de los relámpagos.

En el centro de México existe un clan de curanderos (¿shamanes?) llamados los graniceros. Se supone que hay dos maneras de entrar en el clan: por herencia (ser hijo de granicero) o siendo iniciado por un relámpago. Se supone que les cae un relámpago y luego pasan varios años en estado de coma, durante los cuales están "con los espíritus" aprendiendo las técnicas shamánicas.
Los graniceros se caracterizan por controlar el clima

Norbert
------

Mendoza, pegada a la Cordillera, es zona de cultivo en medio de la aridez. Pero en verano vienen de la Cordillera uas tormentas que hay que aguantarlas, y a mas de agua traen granizo y piedra, cuya diferencia esta en el tamaño, ya que ambas son de hielo. Las piedras pueden ser del tamaño del puño o como pelota de tenis.
Aqui tambien hay ritos, ya que no clanes de graniceros, y consisten en...

Realizar con sal gruesa una cruz en el piso enfrentada a la direccion de donde viene la tormenta que generalmente es del oeste y a veces del sur.
En el cruce de los ejes de la cruz se clava un facon (cuchillo largo) o un hacha.
Se dice que el efecto es precisamente 'cortar' la piedra que amenaza destrozar los cultivos.
Por las dudas, el gobierno provincial ha licitado un moderno sistema de coheteria ruso primero, yanqui ahora, que inyecta ioduro de plata en el medio de la tormenta disipando el hielo.
Uno puede no creen en ninguno de los dos metodos, pero el del gobierno lo pagamos en los impuestos... Saludos casi primaverales desde Mendoza
Ruben
-------

2/9/99
Ah, en libros de divulgacion suelen aparecer dos o tres leyendas
de Fireballs, rayos esfericos que aguantan hasta varios segundos
antes de desaparecer, normalmente impactando contra algo humedo.
COntra un investigador ruso de electrostatica, por ejemplo, cuenta
una de las leyendas.

Alejo
------

Bueno, es muy interesante lo que dices porque la semana pasada estuve viendo
un programa en la televisión, aquí en los Estados Unidos, donde
entrevistaron a una señora que fue impactada por un rayo y de ahí en
adelante su mente recibió extraña sensaciones. Después de ese accidente,
viendo las noticas de tv, se enteró de la desaparición de una persona.
Inmediatamente su mente empezó a recibir mensajes del alma de la persona
desaparecida indicandole el lugar donde estaba su cuerpo. Se comunicó con la
policía, la cuál no le puso atención la primera vez pero cuando el oficial
se dió cuenta que esta señora hablaba en serio cuando le describió, por
teléfono, algo grande y amarillo que pasaba detrás de él en ese momento. Al
darse vuelta se dió cuenta que era una ambulancia amarilla que estaba detrás
de él. Con la ayuda de esta señora lograron encontrar el cadaver de la
persona y a partir de ahí, esta señora es una de la síquicas(no sé si es la
palabra correcta) más conocidas en los Estados Unidos. La policía de varios
estados la ha contratado para trabajar en varios caso criminales. Lo siento,
no recuerdo su nombre.....Chao, desde Nueva Jersey,
Nelson Arrieta
-----Original Message-----
From: Raul E.Ajman <raule@interserver.com.ar>
To: memoria@egroups.com <memoria@egroups.com>
Date: Wednesday, September 01, 1999 8:51 AM
Subject: [memoria] Re: relámpagos

 

Hermelinda:
donde cae un rayo el aire se carga de ozono, que es una forma inestable
y venenosa del oxigeno. Algunos aparatos eléctricos también forman
mucho ozono, como algunos tipos de fotocopiadoras. Es "mal aire" para
las bacterias, principalmente, y por estos lados se han vendido
"ozonificadores" que producen pequeñas cantidades de ese gas,
supuestamente para purificar el aire en ambientes cerrados. Sin embargo,
no deben ser muy sanos, porque no los he visto en sanatorios y
hospitales.

Saludos !

El Tue, 31 Aug 1999 18:09:58 -0600
Hermelinda Noriega de Domínguez <melinda@df1.telmex.net.mx> escribía:

>
> ----------------------------------------------------------------
> El domingo pasado fui a una cabaña que tengo cerca del volcán
Popocatépetl,
> ya la frecuentamos muy poco y está semi abandonada. Soy madrina del hijo
del
> cuidador, el muchacho al vernos llegar se acercó a saludarnos cortésmente,
> nos platicó que había caido un rayo en uno de los pinos de la entrada de
la
> casa, éstos son bastante altos 15 o 20 metros tal vez. Yo curiosa me
acerqué
> para ver los daños provocados en la corteza cuando el muchacho me previno

> cuidado madrina, no se acerque!", al preguntarle el porqué de la
devertencia,
> me dijo que como hacía apenas 8 dias que el rayo había cAÍDO
> aún había " el mal aire " y que era peligroso.
> Me sorprendió lo que dijo, y me dió pena que supiera que yo no sabía, así
es
> que no le pregunté pero me quedé con la duda. Estos dias he preguntado a
> personas que saben del "mal aire" provocado por los rayos y nadie me ha
> sabido dar razón, únicamente me han dicho que " cuando a una persona le
cáe
> un rayo y ésta sobrevive, entonces obtiene el poder de curar a la gente.
> ¿ALGUIEN SABE MAS SOBRE LOS EFECTOS DE LOS RAYOS?
> Aprovecho para mandar un saludo afectuoso a Evangelina y Rodolfo
> Hermelinda
>
>
> ------------------------------------------------------------------------
>
> eGroups.com home: http://www.egroups.com/group/memoria
> http://www.egroups.com - Simplifying group communications
>
>
>
>

Raul E. Ajman
------

En las zonas rurales de la Republica Dominicana los habitantes también
encuentran las denominadas piedras de rayos, a las cuales creen con poderes
curativos, y que sabemos que son obras de las tribus indígenas que habitaron
el territorio isleño antes del Descubrimiento...
A propósito de relampagos, existe un fenómeno en Venezuela, denominado el
Relampago del Catatumbo, en una región de cuyo nombre no me acuerdo, y que
consiste en que desde el terreno se levanta un relampago en las noches y en
el dia, con la caracteristica de su persistencia, por lo que puede verse sin
mucha dificultad, según tuve noticias del mismo mientras residi alla; sin
algun memorioso de Venezuela nos puede aportar algunos otros datos seria de
agradecerselo.
Hector Amarante
------

3/9/99

si, los brujos de Puebla son los graniceros.
Lo del olor raro después del relámpago es, como ya alguien lo dijo, por el ozono (la electricidad descompone las moléculas típicas de oxigeno de dos átomos, y produce moléculas de tres átomos).
La estática que genera el relámpago podría haber afectado el peinado de tu amiga.
Los "gorgoritos", no se. Podría haber sido el ruido de la madera deshidratándose y quemándose por el calor del rayo, o un efecto de rebote en los oidos por el gran ruido.

Los relámpagos bola han sido bien estudiados, tienen que ver con descargas eléctricas combinadas con ciertas condiciones de humedad y viento y condiciones de terreno plano y despejado. En los lugares latinos les llaman centellas (no sabía que en inglés fueran fireballs, aunque es lógico porque en alemán les llaman feuerball).
Creo que hay una oración: "Santa Bárbara....doncella, cuidame de un rayo y de una centella..." o algo así.

Saludos eléctricos desde Guadalajara, Norbert Schwartz

------

Claude Seignolle (_Los evangelios del diablo_, Barcelona: Crítica, 1990,
p. 61) escribe:

«LOS SIETE RAYOS DEL DIABLO

El rayo del diablo cae en siete formas distintas. Se alternan unas con
otras a fin de destruir mejor.

En hierro, para romper
en fuego, para quemar
en azufre, para envenenar
en andrajos, para asfixiar
en rayo, para aturdir
en piedra, para destruir
en madera, para clavarse».

--
Al.

Sobre la cuestión del origen sobrenatural de las tormentas escribe
Constantino Cabal lo siguiente, que aunque habría que comprobar punto
por punto (y aun es abiertamente errado en lo que toca a la explicación
general) ofrece, con todo, un panorama fascinante:

«A los ojos de los arias todas las nubes espesas preñadas de tormentas y
de lluvias, eran espíritus malos denominados "asouras". En la Caldea los
Maskins, espíritus del abismo que habitaban el mundo subterráneo, se
elevaban al espacio con toda libertad y echaban sobre el mundo
tempestades, rigores, inundaciones... Y en Roma eran los manes del
infierno los que se levantaban en el aire, se transformaban en nubes y
derramaban la lluvia. Todas las piedras "manales" son justificación
manifiesta de esta creencia.

Esta creencia aún persiste, y son muchos los lugares donde las nubes
llueven, corren, truenan... por esconderse en ellas los difuntos. En
Santander, por ejemplo, son las almas en pena las que causan los
temporales furiosos y las brujas o los trasgos que aparecen con
frecuencia guiando la tempestad, no son más que "figuras" de difuntos
desosos de hacer daño. El viento mugidor y bramador, quejumbroso y
ladrador, que levanta furiosas tempestades y que llena los espacios de
terrores, fue una "hueste" de muertos hasta ayer, en España, en la
Germania, en la Galia, en todas partes»

(C. Cabal, _Mitología ibérica. Cuentos y consejas de la vieja España_,
Oviedo: GEA, 1993, pp. 99-100. La obra fue publicada por primera vez en
1931, lo que hay tener en cuenta antes de enfadarse demasiado con el
abuso que hace Cabal de los muertos para explicarlo casi todo).

Sobre las piedras del rayo escribe también Cabal:

«En Asturias, cuando cae, se mete el rayo en la tierra a siete estados
de profundidad; luego, cada año sube uno, y al cabo reaparece convertido
en la piedra de su nombre. Se la conserva cuidadosamente, porque libra
de toda exhalación. Además, se le da el nombre de "piedra de la culebra"
y de "piedra de la leche", por curar la mordida de la una con aplicarla
a la herida, y las inflamaciones de las mamas con refregarlas un
poco...»

(C. Cabal, _La mitología asturiana_, Oviedo: CSIC, 1983, p. 535)

Desde la Chinantla, México:

«Entre las creencias vigentes en la región de la Chinantla se encuentran
aquellas relativas a la idea de que los rayos son los espíritus de las
personas que viven en las cuevas de los cerros. Se afirma que cuando
"aparecen las nubes, los espíritus entran en ellas y producen el
trueno". También se dice que "las cuevas donde viven los espíritus
producen vapor que sale de la tierra y por eso muchas veces se forma una
nube sobre los cerros que tienen estas cuevas".

Otro informante dijo al profesor Weitlaner que "los rayos levantan las
nubes, las cuajan y entonces empieza a llover".

Es frecuente escuchar que en la laguna del cerro vive el "jefe" del
trueno y del rayo. Este "jefe", cuando se enoja, manda el trueno.

También existe la creencia de que los rayos se pelean entre sí. Cuando
esto sucede, uno de ellos muere y entonces una persona del pueblo, muere
también. Esta creencia denota la convicción de que el rayo puede ser la
tona de alguna persona».

(_Relatos, mitos y leyendas de la Chinantla:, _, relatos recopilados por
Roberto J. Weitlaner, México: Instituto Nacional Indigenista, 2ª ed.,
1981, p. 94).

--

Ideas dispersas, radiales:

La expresión "saber a rayos (fritos)": ¿por qué los rayos habrían de
saber mal? Si los rayos son fritos, podemos suponer algo semejante a un
bocadillo de calamares en aceite polisaturado... Fritura de fritura,
colmo de los colmos. En la Plaza Mayor de Madrid saben mucho del tema.

La canción "Riders on the storm", de los Doors. El asesino en la
carretera, la tormenta, la mujer que debe amar a su hombre (y tomarle de
la mano para hacerle entender), los bebés arrojados al mundo como perros
sin hueso, actores sin telón. Al fondo parece estar la idea de la
cabalgata de los espíritus durante la tormenta (caza salvaje, Arlequín),
que se asocia al nacimiento, al sexo y a la muerte: cf. el Último de la
Fila "Y cómo pretendes que sea responsable/ si todos nacemos/ para beber
la vida a tragos". Cubos de lluvia. Róheim, al que a lo mejor leyó Jim
Morrison, interpretaba la 'caza salvaje' como la 'escena primordial' (el
coito de los padres visto por el niño). Tormenta: connotativamente,
deseos de amor y muerte desencadenados, fuera de control.

(Otra canción célebre: __Horses__ de Patti Smith, pero sólo la conozco
de referencias. ¿También son caballos de tormenta? Los caballos de
Posidón también son terribles, pero se asocian al terremoto, no la
tormenta —creo).

Tópico más o menos obvio: la idea de que una tormenta (aparte de
sobrecogedora) pueda ser 'hermosa' debe ser romántica, no anterior al
siglo pasado. Desde luego está en Espronceda ("son mi música mejor/
aquilones ... y del trueno el son bravío/ y del viento el rebramar/ yo
me duermo sosegado/ arrullado por el mar"). La tormenta como música
(antes de los Doors): y, como en los Doors, de hecho una paradójica nana
somnífera.

Superhéroes de comic con rayos: el capitán Marvel, Shazam (?). Eficacia
probada. Por la misma época, en España, el grupo de rock instrumental a
lo Shadows "Los Relámpagos".

__El rayo que no cesa__, de Miguel Hernández. ¿Qué es aquí el rayo?
¿Inspiración? ¿Indignación? ¿Fuerza vital?

El rayo que da vida al monstruo de Frankenstein. __Ray of Life__ (Spain,
Madonna -gasp-).

__El etrusco__, de Mika Waltari. El protagonista es alcanzado por un
rayo, que lo marca como Elegido (un poco como un granicero).

-----
Relaciones "tormentosas". __Te traeré borrascas__, un bestseller
francés. Las __Cumbres borrascosas__ de E. Bronte (bronté = trueno, en
griego. ¿Era un pseudónimo?).

Thor y su martillo. ¿Por qué un martillo? ¿El rayo = el fuego de la
fragua?

Caballos de hierro, herrados, rellenos de bronce líquido. Cascos de
fuego, que echan chispas.

Los truenos: en el cielo están moviendo los muebles. La lluvia y el
arcoiris = Zeus/Júpiter orinando por un cedazo (¿Aristófanes? ¿Plauto?).
La imagen persiste y se torna política: "Nos están meando y dicen que
llueve" (A in circulo: anónima anarquía).

Fulminar con la mirada. Echar rayos por los ojos. También hay gafas (con
rayos X) para ver a la gente desnuda (Supermán lo hace sin gafas).

--

A.G.
-------

4/9/99

El apostol Santiago, que de matamoros se paso a mataindios, tambien sabia
manejar los rayos. Cuenta el Inca Garcilaso (1539-1616) que cuando los Incas
ya tenian cercados a los espannoles en el Cusco el apostol vino a ayudar a
estos ultimos:
"A esa hora y en tal necesidad, fue nuestro sennor servido favorecer a sus
fieles con la presencia del apostol Santiago, patron de Espanna, que
aparecio visiblemente delante de los espannoles, que lo vieron ellos y los
indios encima de un hermoso caballo blanco, embrazada una adarga y en ella
su divisa de la orden militar y en la mano derecha una espada que parecia
relampago segun el esplandor que echaba de si. Los indios se espantaron de
ver al nuevo caballero y unos a otros decian Quien es aquel viracohca que
tiene la illapa en la mano? (que significa relampago, trueno y rayo)"
dani
------

Seguro que no soy la única que se acuerda en este punto de la canción de
Javier Krahe, compositor atinadísimo, gran maestro o alumno de la rima, como
cualquiera verá si no lo conoce

 

Yo tuve un gran amor durante un chaparrón
y sentí aquella vez tan profunda pasión
que ahora el buen tiempo me da asco:
cuando el cielo está azul, no lo puedo ni ver:
¡que se nuble ya el sol!, ¡que se ponga a llover!
¡Que caiga pronto otro chubasco!

Confirmando el refrán, una noche de abril
la tormenta estalló; mi vecina, febril,
asustada con tanto trueno,
brincó en un santiamén del lecho en camisón
y se vino hacia mí pidiendo protección
"¡Auxílieme usted, sea bueno!
¡Ábrame!, ¡por piedad!: estoy sola y no sé
si podré resistir: mi marido se fue;
pues tiene entre otros muchos fallos
que en las noches así abandona el hogar
por la triste razón de que va a trabajar:
es vendedor de pararrayos."

Bendiciendo al genial Franklin por su invención
en mis brazos le dí curso a su petición
y luego el amor hizo el resto.
¡Mira tú que instalar pararrayos por ahi
y olvidarse poner en su casa... caray!
¡Comete usted un error funesto!

Varias horas después, cuando al fin escampó,
ella se hubo de ir, pero antes me citó
para la próxima tormenta:
"Mi esposo va a llegar,
y si en casa no estoy
se me va a resfriar
así que ya me voy
a secarle la cornamenta."

Desde entonces jamás he dejado el balcón;
no hago más que poner la máxima atención
a cirros, cúmulos y estratos;
la menor nube gris me colma de placer,
aunque a decir verdad, sé que no han de volver
tan torrenciales arrebatos.

A base de vender palitos de metal
su marido reunió un pingüe capital
y se hizo multimillonario.
A vivir la llevó a un imbécil país
donde si oye llover será porque haga pis
algún niño del vecindario.
Ojalá mi canción llegue al sáhara aquel
a decirle que yo le seré siempre fiel,
que la llevo dentro del alma
y aunque sople el simún con seca realidad
un día nos reunirá una gran tempestad
tras la que no vendrá la calma.

 

(y ayer mismo hubo en Madrid un tormentón del que no poco disfrutamos mi
amiga y yo: ¡pasan tan pocas cosas a veces!, ¡es tan raro ya sólo ver gente
en los balcones y las ventanas! Cuando el río suena... y Alejandro no lo
podría haber dicho mejor: "deseos de amor y muerte desencadenados, fuera de
control"-sólo añadir que acaso esa muerte deseada no sea sino muerte de la
muerte misma, y el descontrol el que destapa esa evidencia, que es como un
rayo, de lo falso o lo hiriente de esa dicotomía amor/muerte, tan útil para
cualquier control, y la tormenta, ruido y estruendo que levanta a los
muertos y se levanta por encima del de los tráficos mortales..

Es curioso que, al menos del romanticismo a esta parte, se percibe que han
cambiado las tornas radicalmente, y allí donde la gente no osaba ni
acercarse a sitios de los que tienen nombres como la laguna negra, ni casi
mentarlos, se organizan ahora visitas y más visitas, siempre de más lejos, a
los ahora desencantados pero no menos caracterizados "parajes pintorescos":
grutas, lagos, barrancos, simas, montes,... Con el gusto por las tormentas
pasa un poco lo mismo, aunque parece que conservan más sus rasgos
atemorizadores y es siempre un poco temerario o descocado quien da muestras
de complacerse en ellas. Se diría que se está tentando a algo, lo que en el
caso de los "parajes" suele realizarse como auténtico atentado desde que se
descubriera su capacidad para atraer masas. Igual pasa con las ruinas, con
las playas... en fin, para qué les voy a contar. (Quizá no estaría mal
hablar de "masas" por el sentido numinoso que la palabra tiene y retiene en
todos sus usos, aunque no sé si me he salido ya mucho por la tangente. Por
si las moscas, lanzo la bola, aunque pesada.)

abrazos de reencuentro
ana

-------

«...tal como copos de nieve espesos que caen
en día ivernal, cuando al próvido Zeus le vino en talante
nevar y lucir su sin-fin flechería a los ojos mortales,
que, echados los vientos, derrama sin tregua, hasta tanto que tape
las cumbres de altas montañas y alcores y peñascales
y llanos en flor y los ricos de hombres surcos y afanes,
y aun sobre el mar caneciente en puerto y costa se esparce
(las olas lo escupen a salpicaduras, y todo en los aires
revuélvese en tromba, una vez que rompió la nevasca del Padre)...»

(traducción de A. García Calvo).

«ZEUS Y GANIMEDES

ZEUS. Ea, Ganimedes. Ya que hemos llegado donde era preciso, bésame ya,
para que veas que ya no tengo pico corvo ni agudas garras ni alas, como
a ti me mostraba aparentando ser ave.

GANIMEDES. ¡Hombre! ¿No eras hace un momento águila, y cayendo en vuelo
me raptaste en mitad del rebaño? ¿Cómo te han desaparecido aquellas
alas, y te has revelado como otro?

ZEUS. Pero no estás viendo a un hombre, jovencito, ni a un águila, sino
que el rey de los dioses todos, ése soy yo, que según la ocasión me
transformo.

GANIMEDES. ¿Qué dices? ¿Eres tú entonces al que dicen Pan? ¿Cómo
entonces no tienes siringa ni cuernos, ni son velludas tus piernas?

ZEUS. ¿Es que sólo a aquél lo consideras dios?

GANIMEDES. Así es. Y a él en verdad le sacrificamos un macho cabrío, y
se lo llevamos a la cueva donde mora. Tú, en cambio, me das la impresión
de ser un raptor de niños.

ZEUS. Pero, dime, ¿no escuchaste el nombre de Zeus, ni viste el altar de
Gárgaro al dios que envía la lluvia, el que truena y provoca los rayos?

GANIMEDES. Tú, oh excelente, ¿dices ser el que poco ha nos derramaba
copioso granizo, el que se dice que habita en lo más alto, aquél que
hacía ruido cuando mi padre sacrificó el carnero?»

(Luciano, _Diálogos de los dioses_, 10).


Por gentileza de Pepe Pedrosa:

«Oración contra las tormentas (San Martín de Valdeiglesias, Madrid)

Santa Bárbara bendita,
que en el cielo estás escrita
con papel y agua bendita,
en el ara de la cruz
amén Jesús.
San Bartolomé se levantó,
a la hora que el gallo cantó,
pies y manos se lavó,
a Jesucristo vio salir.
-¿Dónde vas, Bartolomé?
-Contigo iré,
pero te daré un don
que no se le di a ningún varón:
donde tres veces fue desarmentado,
no caiga centella ni rayo
ni morirá mujer de espanto
ni niño sin el agua
del Espíritu Santo.

Juana Martínez, de San Martín de Valdeiglesias (Madrid)»

[Tomado de _La punta del arcoiris (Leyendas y tradiciones de Alcalá de
Henares y alrededores)_, alumnos de 4º curso de «Humanidades Senior» de
la Universidad de Alcalá de Henares y José Manuel Pedrosa, 1997).



En la pagina 33 del Satellite Atlas de la national geographic
aparece un mapamundi de relampagos, por kilometro cuadrado y año.
Esta tomada desde el MicroLab I de NASA, dice, pero la escala
es muy pequeñita, seria de agraceder si alguien sabe como encontrar
un mapa con mas detalle.

Aun asi, si que se ve que alrededor de la laguna de Maracaibo hay un
par de areas de pico, que llegan a los 50-100 rayos por kilometro
cuadrado y año. Ahora, veo puntos seimilares en La Florida, en algun
punto de Texas y California, en centroafrica (mogollon) y en
Cachemira. Seria interesante si en alguno de estos sitios hubiera
un fenomeno similar al del rayo "continuo" que nos contabais, y
ver que historias tiene alrededor. La Florida me recuerda una historia
de piratas de Tim Powers, pero no se si hablaba de relampagos al
nombrar sus puntos de gran magia. Ademas no se corresponde con
lluvia, justo lo contrario que el del Indo, quetambien presenta
un pico en el mapamundi de precipitaciones.

Hay muy pocos paises sin rayos, quizas tan solo Egipto. De la zona
hispana,
solo la Patagonia parece que esta privada de estas experiencias. Eso
podria dar mas enfasis a las leyendas cuando caiga "una buena", supongo.

Alejo
------

> La expresión "saber a rayos (fritos)": ¿por qué los rayos habrían de
> saber mal? Si los rayos son fritos, podemos suponer algo semejante a
un
> bocadillo de calamares en aceite polisaturado... Fritura de fritura,
> colmo de los colmos. En la Plaza Mayor de Madrid saben mucho del tema.
>
> La canción "Riders on the storm", de los Doors. El asesino en la
> carretera, la tormenta, la mujer que debe amar a su hombre (y tomarle
de
> la mano para hacerle entender), los bebés arrojados al mundo como
perros
> sin hueso, actores sin telón. Al fondo parece estar la idea de la
> cabalgata de los espíritus durante la tormenta (caza salvaje,
Arlequín),
> que se asocia al nacimiento, al sexo y a la muerte: cf. el Último de
la
> Fila "Y cómo pretendes que sea responsable/ si todos nacemos/ para
beber
> la vida a tragos". Cubos de lluvia. Róheim, al que a lo mejor leyó Jim
> Morrison, interpretaba la 'caza salvaje' como la 'escena primordial'
(el
> coito de los padres visto por el niño). Tormenta: connotativamente,
> deseos de amor y muerte desencadenados, fuera de control.
>
> (Otra canción célebre: __Horses__ de Patti Smith, pero sólo la conozco
> de referencias. ¿También son caballos de tormenta? Los caballos de
> Posidón también son terribles, pero se asocian al terremoto, no la
> tormenta —creo).
>
> Tópico más o menos obvio: la idea de que una tormenta (aparte de
> sobrecogedora) pueda ser 'hermosa' debe ser romántica, no anterior al
> siglo pasado. Desde luego está en Espronceda ("son mi música mejor/
> aquilones ... y del trueno el son bravío/ y del viento el rebramar/ yo
> me duermo sosegado/ arrullado por el mar"). La tormenta como música
> (antes de los Doors): y, como en los Doors, de hecho una paradójica
nana
> somnífera.
>
> Superhéroes de comic con rayos: el capitán Marvel, Shazam (?).
Eficacia
> probada. Por la misma época, en España, el grupo de rock instrumental
a
> lo Shadows "Los Relámpagos".

Todos los japoneses disparan centellas. Incluso el ejercito USA corrio
un pequeño proyecto para intentar usarlas, y en las pelis de ciencia
ficcion es un arma tipica. Los "cuadradores de circulos" creen que puede
haber fenomenos de fusion nuclear o de energia del vacio dentro
de una centella.

> El rayo que da vida al monstruo de Frankenstein. __Ray of Life__
(Spain,
> Madonna -gasp-).

Contexto. En el siglo pasado no era tan facil proveerse de electricidad,
y se usaban acumuladores estaticos, condensadores gigantescos, que se
cargaban poco a poco a manivela. La idea del rayo seguro que la tuvieron
y usaron mas de uan y dos veces, de hecho el que os contaba que lo mato
una centella flotante estaba, se dice, preparando un experimento de
electromagnetismo.

Los sotanos de las universidades viejas son muy parecidos a los
escenarios
de Frankenstein, todas esas bolas enormes y laminas y cilindros que
giran y frontan uno contra otro, y puntas de descarga de las que saltan
rayos controlados.

Si es posible se intenta usar en vez de rayos algo de corriente alterna,
de forma que lo que parece una chispa continua en realidad se enciende
y se apaga a tropecientos mil herzios. Eso evita que la palmes si tocas
el aparato, al menos yo sigo vivo despues se haberme agarrado a algun
bicho de esos de dos o tres mil voltios, en los que la corriente incluso
salta por encima de la cinta aislante -como descubri luego al apagar
la luz-. El resto de efectos, el ruidico y el olor a ozono, son bastante
aparentes en estos jugueticos tambien.


> __El etrusco__, de Mika Waltari. El protagonista es alcanzado por un
> rayo, que lo marca como Elegido (un poco como un granicero).

Tierra, esta pelicula de Bardem y no se quien mas, tiene algo
parecido como primera escena.
Alejo
------

>Me alegra el buen humor del Hombre de la Bolsa, y me recuerda un insulto
>que mejor darlo que recibirlo>
>'MAL RAYO TE PARTA'
>
>Alguien recuerda mas insultos con fenomenos climaticos?
>

"Rayos truenos y centellas"
(expresión típica de los piratas en las películas de piratas)
Y algo de eso tiene que haber, que los marinos son posiblemente los que más
han sufrido los fenómenos atmosféricos.

"Que me parta un rayo" se exclama cuando uno mismo se lleva un chasco.

"Mal rayo te parta" es una buena expresión para desear lo peor al otro. Lo
curioso es la definición ¿hay rayos buenos?

La hagiografía de Santa Bárbara es bien divertida. Cuenta que la pobre era
una muchachita virgen con un padre más bien bruto que la quería convertir a
su religión (y de paso, creo, que fuera desvirgada). Ella que no y que no,
que para eso se sentía bien cristiana y el padre acabo recuyéndola en una
torre durante largo tiempo "¿que has cambiado de idea?" "no, no, que sigo
en mis trece, ea", así que el padre ya cansado la mandó sacrificar con tan
mala suerte que de pronto un rayo cayó sobre el hombre y lo dejó hecho
cenizas. Y de ahí que sea patrona de las tormentas, de los rayos, de los
truenos y de todo lo ruidoso, como la artillería militar.
(de Jacobo de la Vorágine, "La Leyenda Dorada", pero contado de memoria,
imagino que mala...).

Victor
------

«La tormenta y los ángeles (Priego, Córdoba)

Los ángeles, cuando están de mudanza o rastreando muebles, o van de un
lao para otro, es cuando había tormenta. Los relámpagos los causan los
ángeles cuando están encendiendo los chisques, [o sea,] los mecheros de
piedra.

[Rafael Fernández López, de Priego (Córdoba)]

La tormenta y los cohetes (Sobradillo, Salamanca)

En el tiempo de la trilla, en la recolección, en mi pueblo, cuando
viene una tormenta, sacan los cohetes, y parten la tormenta con los
cohetes. Todavía hoy día.

[Mujer de Sobradillo (Salamanca)]

La tormenta y los cohetes (Villarejo de Fuentes, Cuenca)

En mi pueblo se hace también eso, pero en el pueblo de al lado también.
Entonces, en mi pueblo tiraban un cohete; y el de al lado tiraba otro
más gordo para que la tormenta volviera. Con lo cual se formaba una
batalla de cohetes. El objetivo no era en realidad espantar la tormenta,
sino crear en realidad una fuerza, un punto de presión, de manera que la
tormenta partiera, y de hecho partía. Si el cohete era suficientemente
fuerte, la explosión conseguía dividir la tormenta. Por lo menos,
generaba un punto de vacío donde la tormenta hacía un punto de inflexión
y se partía. Los del pueblo de al lao también lo sabían, y tiraban otro
cohete, tan gordo como el nuestro; y volvíamos otra vez, y la tormenta
iba de pueblo en pueblo, hasta que, cansada, se iba pa otro lado. Los
pueblos eran Villarejo de Fuentes y Montalvo, en la provincia de Cuenca.

[Luis Espada, de Villarejo de Fuentes (Cuenca)]

La tormenta y los cohetes (Lérida)

Esto del cohete se sigue haciendo ahora. En Lérida capital, los payeses
sueltan unos cañonazos imponentes en cuanto hay una nube.

[Mujer de Madrid]»

(De _La punta del arcoiris_).


En el jazz, _Stormy weather_. Es tradición, se ve, que las canciones
tormentosas sean más bien nanas mórbidas.

Más cercana a la imagen mítica de la cabalgata de los espíritus, la de
las Walkyrias wagnerianas (difícil olvidar el uso de esta música en
_Apocalypse now_).

Tormenta y tormento: plural y singular de la misma palabra latina,
tormentum, que es según el diccionario «cuerda; máquina de guerra movida
por cuerdas (ballesta, catapulta); proyectiles disparados por éstas;
otras clases de máquina; instrumento de tortura; tortura; tormento,
sufrimiento, angustia, pena». La tormenta es metáfora en origen,
entonces: maquinaria celeste en movimiento y/o congoja de los cielos que
lloran y truenan.

De las correlaciones poéticas básicas: la lluvia y el llanto. Y la
huella de la correspondencia originaria entre los tormentos interiores y
la tormenta exterior, tornada desajuste: mientras afuera hace buen
tiempo, hay bruma o lluvia en el interior ("la tormenta va por dentro":
"it's raining in my heart" —Buddy Holly).

El poeta maldito Javier Corcovado cantaba, con Mar Otra Vez: «Hace unos
años/ estuve lloviendo sobre varias ciudades». Llover, como amanecer,
son verbos que siempre se personifican con gran efecto. Pero en griego
tenía, sin problemas, sujeto personal: Zeus llueve (o nieva, o truena).
No sé si es leyenda gramática que algunos leían las impersonales
castellanas con sujeto divino: "(Dios) llueve".

A.G.
------

5/9/99

Hablando de rayos… este es un cuento o tradicion popular del pueblo andino
de Sarhua, Ayachucho - Peru. Traducido del Quechua y sacado del libro:
Cuentos Pintados Del Peru (Pirumanta Qillqasqa Willakuykuna) recopilado
por Pablo Macera y Rosaura Andazabal.

Dios y el Rayo

"!llegan las lluvias!
Junto con las lluvias caen
los rayos, en los cerros, en
los nevados, y en la tierra.

Los nin~os se asustan y
corren cuando caen
los rayos.

Los rayos suenan
como balazos.
Dicen que son balazos
que Dios dispara contra
el diablo, para asustarlo.

Tambien dicen que el diablo se
disfraza de muca (?) y otras veces,
el diablo se mete en el cuerpo de
la gente y los animales.

Dios dispara sus balas
como rayos sobre la tierra,
para que le caigan al diablo.

Cuando Dios dispara
sus balas de rayos,
pueden caer sobre el
diablo o sobre la gente.

Por eso cuando
revientan los rayos,
la gente hace la sen~al
de la cruz con las
manos, para que Dios
sepa que son hombres
y no diablos."

 

Alessandra Bravo
http://www.lucuma.com
Lucuma Designs alessandra@lucuma.com
Contemporary and traditional Peruvian Folk Art
--------

Es curioso, porque una tradición judía cuenta que los ángeles lanzan
piedras constantemente contra los demonios que se encuentran encadenados en
la Gehena (o en el infierno, valga). Y es curioso que esta tradición, como
la que mandas del pueblo andino identifica al diablo como habitante del
mundo (o del inframundo). Como el diablo está en la tierra, tira rayos o
piedras contra él, aquí, en la tierra...

Victor
------

> Bendiciendo al genial Franklin por su invención

Benjamin y Thomas, uno mas fisico y otro mas biologo, lo que de una y
otra
cosa se podia hacer en el siglo XVIII. Franklin y su cometita
legendaria,
que confirmaba que el rayo era electricidad y creaba un conjuro
efectivo, el
pararrayos de la cancion. Jefferson en cambio se dedico a remover un
poco
la agricultura americana, y leo por ahi que fue el que introdujo en
America el olivo; ya hemos nombrado alguna otra vez aqui que alli donde
crece un olivo es tierra griega.

El caso es que esta pareja se entretuvieron tambien montando una guerra,
una revolucion, un pais, y un sello, supongo que para firmar ahi abajo
donde ponia "the founding fathers" o algo asi. Leo tambien que Benjamin
sugirio que el sello presentara a moises extendiendo su mano sobre
el mar y RAYOS DESDE UN PILAR DE FUEGO EN LAS NUBES ALCANZANDO A MOISES,
mientras el mar se cerraba sobre las tropas de Faraon. En cambio
Jefferson sugirio que se presentara la imagen de los hijos de Israel
en el desierto, GUADOS POR UNA NUBE DE DIA Y POR UNA COLUMNA DE FUEGO
POR LA NOCHE.

Los americanos atribuyen tambien a Benjamin, amen del pararrayos, la
invencion de las gafas bifocales y de la estufa de hierro.

> cambiado las tornas radicalmente, y allí donde la gente no osaba ni
> acercarse a sitios de los que tienen nombres como la laguna negra, ni
casi

No se si es un buen ejemplo; que a la "laguna sin fondo" discuten si
acercarse
o no, asi que si debia ser una atajo habitual y solo era especial para
ellos. Mas bien se le ha perdido el miedo, que ahora gente hay que se
pone a nadar y todo. De los paisajes, que te voy a contar, que hace unos
meses iban mis hermanas a Burgos para un examen y el tren se paro a
mitar de camino un rato y se quedan fijandose en las ovejotas del
campo, y que
raro que las ovejitas esas no se mueven y vamos a ver... y eran de
carton
piedra, puestas por algun ayuntamiento para alegrar el paisaje al paso
del tren.

En Tierra, tras la caida del rayo al pastor, las ovejas cercanas se
quedan
paralizadas como de carton piedra (de hecho lo son, que el cine hoy
impone
no maltratar bichos) y el protagonista las carga en el coche y luego
se pegan un rato discutiendo sobre si es sano comerse o no
una cosa que ha sido asi de tocada por el rayo.

> de complacerse en ellas. Se diría que se está tentando a algo, lo que
en el
> caso de los "parajes" suele realizarse como auténtico atentado desde
que se
> descubriera su capacidad para atraer masas. Igual pasa con las
ruinas, con
> las playas... en fin, para qué les voy a contar. (Quizá no estaría mal

Un punto que me ha llamado la atencion del rayo ese de Maracaibo es que
sale en media docena de guias turisticas electronicas, pero no hay
ninguna
alusion a leyenda o mito alguna acerca de el. Curioso.

 

Abrazos, Alejo

------

¿Y si tanto tronar
ofende al cielo?
Si se quiebra ese hilo insensible
donde gira este punto
en el espacio?
Despertad en la alta noche
y preguntadlo.
Los gallos cantan.
Y un aire inocente baña a la tierra
inocente.
Es inocente el aire.


Líber Falco
(Poemas inéditos antiguos)
Tiempo y Tiempo. EBO, 1986
------

Relación del dios con el trueno sí la hay, y mucha: según indica G.
Dumézil (_Los dioses de los germanos_, Madrid: Siglo XXI, 1973, p. 107)
Thor significa, precisamente, 'trueno'. Thor tiene un martillo y provoca
los truenos. Pero asociar 'naturalmente' las dos cosas puede ser un
error, por comprensible más peligroso: resulta que no se dice en ningún
lado que los truenos sean martillazos con el mjölnir; por el contrario,
según Enrique Bernárdez (Snorri Sturluson, _Textos mitológicos de los
Eddas_, Madrid: Editora Nacional, 1982, p. 72), es el carro de Thor,
tirado por dos chivos o machos cabríos, el que, al moverse, produce los
truenos.

Así que la asociación del dios con el trueno no explica ni mucho ni poco
por qué tiene un martillo (ni los truenos son —parece— martillazos). La
explicación de por qué Thor tiene su mjölnir tiene que buscarse en otra
parte: tal vez —como sugiere Eliade— tenga sus raíces en el prestigio
mágico de los metalúrgicos, poseedores del secreto que lleva a la
victoria en las batallas; en la sociedad germánica, el simbolismo del
martillo de Thor tiene, en cualquier caso, sobre todo connotaciones
fálicas y agresivas. Escribe Bernárdez (p. 71):

«Su arma» (de Thor) «es el martillo Mjölnir, dotado de propiedades
mágicas. Este martillo aparece en infinidad de representaciones
rupestres de la Edad del Bronce hasta las "piedras de Thor", dos piedras
grandes colocadas sobre el suelo en forma que imita la forma de
Mjöllnir, o estatuitas y piedras decoradas de época vikinga. El
martillo, además, se utiliza en funciones no guerreras: sirve para
consagrar matrimonios, como se ve en el _Cantar de Thrym_, y sabemos que
se levantaba para consagrar al recién nacido. Su importancia es tal que
en los primeros tiempos del cristianismo se utiliza, en su forma
original o ligeramente modificado, como sustituto de la cruz cristiana:
un mismo amuleto podría servir en ocasiones como amuleto de Thor, en
otras como amuleto cristiano, igual que un cristiano podía invocar a
Thor en caso de apuro.

El martillo, además de ser un arma, es indicativo del carácter
atmosférico de Thor. Ya su nombre,» (el de Thor, no el de su martillo:
aunque en la p. 110 Bernárdez parece vacilar al respecto, e indica en
nota, para probable regocijo rivereño, que mjölnir *tal vez* signifique
'trueno' —¿no quedábamos que era 'rayo'? Dejémoslo sub iudice a falta de
filólogo germánico*) «"trueno", hace referencia a su función como
garante de la fertilidad. Si no es un típico "dios de la fertilidad",
como Frey, su actitud propicia es la que permite, con la lluvia, que la
tierra dé su fruto. No podría ser de otro modo en una sociedad en la
que, como hemos visto, el guerrero es al mismo tiempo agricultor. Poner
el martillo sobre el regazo de la desposada es un evidente acto
propiciatorio para conseguir la fertilidad de ésta».

* Cf. esta otra exposición: «(Thorr) es, etimológicamente, el trueno y
su "martillo" Mjöllnir (Aniquilador) representa el rayo (...) Su
martillo es un instrumento mágico con el que resucita a sus machos
cabríos sacrificados (..) y "bendice" o consagra matrimonios y otras
ceremonias» (Yves Bonnefoy ed. _Diccionario de las Mitologías. Volumen
IV. Las mitologías de Europa_, Barcelona: Destino, 1998, p. 183).

A-G.
---------

Como nuevo en la lista MEMORIA vaya en primer lugar un saludo a todos
los "memoriópatas".

En segundo lugar reproduzco esta oración para conjurar las tormentas,
recogida en Peñacaballera (Salamanca):

San Bartolomé se levantó
antes que el gallo cantó,
pies y manos se lavó,
con Jesucristo se encontró.
-Dónde vas, Bartolomé?
-Yo, Señor, contigo iré,
al cielo subiré,
y con los ángeles contaré.
-Vete, vete, Bartolomé,
a tu mesón y posada.
Te daré un don
que no te lo quitará ningún señor.
Te daré un dado
que no te lo quitará ningún vasallo.
Donde tú fueras mentado
no caerá centella ni rayo
ni morirá mujer de parto
ni niño de espanto
por obra y gracia del Espíritu Santo.

Comenta la autora: "Esta meta (la espiritual) está simbolizada por las
oraciones de San Bartolomé (...) Bartolomé emprende la búsqueda del
Cielo, y Dios le da poder directamente sobre este mismo cielo en su
sentido físico: representará la protección contra los fenómenos
atmosféricos"

Cf: BOTAS SAN MARTÍN, Isabel: "Oraciones, ensalmos y conjuros" en
_Revista de Folklore_, nº 141 (Valladolid: Obra Social y Cultural de
Caja España. 1992), pág. 94.

Otras veces, dice la misma autora, hay contaminación entre distintos
ensalmos y oraciones, recogiendo estos ejemplos:

SAN BARTOLOMÉ Y SANTA BÁRBARA

Bárbara se levantóu,
cas suas mans, seus peiños llavóu,
seus zapatiños calzóu,
a Virgen María encontróu:
-A donde vas, Bárbara?
-Al cielo eu vóu,
aspaventar a tronada
cando ela e moi levantada.
-Lévala-a-os campos ou camiños,
a donde non haia pan nin viño,
nin xente nin cristiandad.

Cf: BOTAS SAN MARTÍN, Isabel: "Oraciones, ensalmos y conjuros" en
_Revista de Folklore_, nº 141 (Valladolid: Obra Social y Cultural de
Caja España. 1992), pág. 95. [Texto tomado, sin especificar lugar de
recogida, de la obra reseñada por la propia autora en nota a pie de
página: LIS QUIBÉN, Víctor: _Medicina popular en Galicia_ (s. c.: Akal,
1980), pág. 27.]

Conjuro para las tormentas, recogido en Pedrezuela (Madrid)

Santa Bárbara bendita
que en el cielo estás escrita
con papel y agua bendita
en el aro de la cruz
Paternoster, amén, Jesús.
Santa Bárbara doncella,
líbranos de una centella
y de un rayo mal tirado,
Jesucristo está clavado
en el aro de la cruz
Paternoster, amén, Jesús.
San Bartolomé vi venir,
San Bartolomé vi llegar,
Señor, tras de vos, andar.
Y Dios te dé un don
que en la casa que seas nombrado
no caiga ni centella ni rayo
ni mujer muera de parto
ni niño de espanto
ni hombre sin confesión
por tu santa intercesión.
Amén.

Cf: BOTAS SAN MARTÍN, Isabel: "Oraciones, ensalmos y conjuros" en
_Revista de Folklore_, nº 141 (Valladolid: Obra Social y Cultural de
Caja España. 1992), págs. 95-96. [No se especifica informante]

Un abrazo a todos, Juan M.

---------

> Aconsejaba mi tocayo Rivero (haciendo de físico galeno):
>
> > > Thor y su martillo. ¿Por qué un martillo?
> >
> > Afinate el sonotone tocayo ¿Es que no oyes los truenos?
>
> Esta vez, dilecto maño, tocáis vos de oído, siempre traicionero e
> idiomático. A los germanos no les sonaban los truenos a martillazos.
El

Hff, tocado. Precisamente venia pensando en el tren, mientras se me
disipaba el alcohol, que para hacer esa identificacion hace falta
haber inventado la metalurgia, y que lo de las piedras se
podria pensar como mito de antes de los metales, pero como no
me atrevo a creer en recueddos tradicionales de tantos milenios, al
llegar a casa no volvi a conectar el ordenata para añadirlo.

Segun el hombre se va haciendo hombre, sea eso lo que sea, esta la
secuencia de inventos que aumentan su radio de predacion:

piedras
martillo de lanzamiento
arco
carro y/o caballo

El martillo es mas largo y mas mortifero que la piedra (y en tono no muy
optimista, se podria decir que es el primer instrumento que nos
distingue
definitivamente a los humanos), asi que la sustitucion de piedra
a martillo resulta logica, y un poco responde mejor a tu pregunta
(y hunde totalmente la mia).

PArece que esto del martillo arrojadizo es una pregunta trampa de
historia antigua; a base de divulgacion aprendes solo de arcos y
piedras, y nunca te dicen de la importancia del martillo. Yo lo
aprendia hace poco repasando apuntes de Pilar, y seguramente por ser
tan reciente no lo tenia en la cabeza por la noche.

No habeis mencionado aun, por cierto, de puro logico que debe parecer,
la expresion "golpeado por un rayo". Un rayo (de luz, de un laser),
no golpea, mas bien ilumina, irradia, qunque si es divino, toca.
Golpear, golpear, golpean las piedras y objetos solidos.

(¿"irradiar" es del emisor al receptor, "iluminar" es de lo emitido al
receptor?)

Efectivamente tanto piedra como martillo tienen el problemica de que
no explican los truenos. Las conjeturas del carro y de la pelea entre
nubes vienen al pelo. Naturalmente, para una hay que haber inventado
el carro, para otra hay que haber inventado el metal.

 

Saludos un poco mas sobrios,

Alejo
------

 

En la República Dominicana, y supongo que en otros países hispanos, a los
individuos muy arrestados, a los emprendedores de tareas difíciles sin mirar
las consecuencias, a los que se arriesgan a empresas peligrosas, se les llama
atronados. Será que existe una analogía entre los truenos y sus repentinas
fulguraciones y estos seres humanos?

Héctor Amarante

-----

Transcribo acá algunos de las costumbres y tradiciones referidas a los rayos en
nuestro país (Argentina) Hay mas ... si lo disponen y les interesa sigo ... es que
temo aburrirlos.

DICCIONARIO FOLKLORICO ARGENTINO / Félix Coluccio, Susana B. Coluccio. Buenos Aires :
Plus Ultra, 1994. 8a ed. (Tomo 1)
EL RAYO:
"Sigue" a la persona que lleva cuchillo encima.
Se dice también que la carne de animal muerto por un rayo no se come, porque tiene
azufre.
La persona que mata a un picaflor se expone a morir por un rayo.
Donde el picaflor o "dominico" anida no cae jamás un rayo.
No debe caminarse "ni estarse parado" en día de tormenta, pues se expone a que lo
ataque un rayo.
En algunas regiones del norte de nuestro país dicen que cuando el quebracho envejece
atrae el rayo.
Para evitar que caigan rayos durante la tormenta es necesario no tomar mate.
Para preservarse de e[é y aún de la centella se recomienda cubrirse la cabeza con un
trozo de seda de color negro.
Moretti Canedo nos informa sobre el norte argentino que en San Lorenzo, departamento
de Caligua, Salta, la centella es tenida como una estrella enviada por Tata Dios con
el objeto de asustar a los mortales. Para evitar todo daño de la centella es
necesario dejar puertas y ventanas abiertas de par en par, a fin de dejarle libre el
paso para que regrese a sus tierras celestiales, pues de lo contrario los moradores
de la casa estarán en serio peligro de perder la vida.
Es creencia casi universal ( ... ?) la que los espejos atraen los rayos, por cuyo
motivo se recomienda ocultarlos con telas oscuras.

Griselda

------

La mitología taína dominicana registra un dios del Trueno, se trata de
Guatauba. Guatauba era un asistente de Guabancéx, una divinidad femenina que
dicen "que hace mover el viento y las aguas, y echa por tierra las casas y
arranca los árboles. Era la diosa del viento entre los taínos de Cuba y Santo
Domingo; controlaba los huracanes y las tormentas o tornados.
Cuatrisquié era otro de sus asistentes y controlaba las inundaciones. Tanto
Guabancéx como Guatauba tenian sus iconos. Los datos aparecen consignados en
la obra Historia de Santo Domingo -3000 A.C.-1586, de la autora Jackelyn
Arvelo. Como dato aparte, entre los dioses mitológicos taínos aparece Yucahu,
dios de la yuca, o el Yucador.

Hector Amarante
------

6/9/99

«La diosa del relámpago pelea con su hermano, el dios del trueno.
Vestida con una hermosa túnica de color azul, verde, rojo, blanco,
Shandian Pozi permanece de pie, sosteniendo un espejo en cada
mano, dirigiendo sus serpientes doradas, los relámpagos, dentro
del corazón de cada hombre. Sea lo que sea lo escondido, la luz
lo revela al diosa del trueno. Nada escapa a su fulgor que nos
remuerde.»

(de http://usuarios.iponet.es/casinada/28llamas.htm)

Alec.

------

7/9/99

La arboleda luctuosa giraba como el mar. Cayó lluvia.
Sobre la calle quedaron unas piedras, chicas, y otras más grandes; eran
muchísimas; parecían pedazos de estrellas.
Brillaban con furia, con desesperación. Creía que se iban a ir como
liebres; y no se iban.
Entré corriendo; pero, todo era distinto. Los roperos abiertos. Los santos
¡sin marco y de pie!
Un pajarillo totalmente azul volaba, siempre, en el mismo lugar, al alcance
de mi mano: no lo pude espantar ni cazar.
Se me cayó la trenza, se me cayó el vestido, cayeron las azucenas y la taza.
Quedé prendida a no sé qué,
y a nada.


Marosa di Giorgio, La liebre de Marzo, Calicanto, 1981

--------

10/9/99

 

El ozono de la tormenta huele, pues, a amor y muerte. A muerte de la
muerte, dice, Ana (quizas pregunta o reza). No era esa la batalla que,
mal o bien encaminado, emprendia el doctor Victor Frankeinstein? No me
pasma, pues, verlo aliado con la tormenta. Y hace ya casi merio siglo
que el doctor Stanley Miller, entonces doctorando jugandose su carrera
en un impulso, preparo una esfera de cristal y una descarga de rayos
que la agitaran.
Claro que un jovencito de ventitantos no da perfil para una pelicula
de cientificos locos, y -como Victor, quizas?- Stanley solo obtuvo la
mitad de la receta esa semana. En la tormenta, seguro que aun se siente
en deseos de un huracan de vida.

La tormenta como batalla de dioses neoliticos. Rayo, trueno, viento,
huracan. Como juego de hermanos persiguiendose. Como amores que
festejar. Alguien se anima a seguir tirando historias por aqui?

Quizas cuando se lleva muy dentro la tormenta, cuando se baila en el
viento, se cabalga el rayo, uno no es uno, no es capaz de ser uno.
Nunca he podido aprender a bailar. Quiero decir, eso que se llama
baile, el pasito medido uno dos uno dos, quedo quedo de aproximarse sin
asustar y hacer subir
el ritmo poco a poco. No que no lo haya intentado, pero de repente el
huracan revienta, emerge e inunda, y nadie o casi nadie queda en la
sala.
Solo cuando estan encadenados es cuando estos deseos atraen turismo de
masas.

En fin, pinchad otra vez a Krahe, media botella de Ballantines en la
mano y la guitarra tronando a su alrededor:

"Bendiciendo al genial Franklin por su invención

en mis brazos le dí curso a su petición

Alejo
-----


Hola a todos. Trato de hacer referencia en este mensaje a otros relacionados
con el Dios del Trueno, su martillo y su carro, y los relámpagos y
tormentas.
En las montañas de Aragón parece estar todo relacionado. Veréis. En primer
lugar existe un Dios de las Tormentas, llamado Balaitús, que es también la
personificación de una montaña del mismo nombre con su propia leyenda de
orígenes sobre la llegada de la nieve. Bien, se dice que Balaitús provoca
todas las tormentas de los Pirineos desde su carro volador con el que se
desplaza por los cielos. Dada la importancia reiterativa del Buco o Macho
Cabrío en la mitología aragonesa, no me extrañaría que el carro fuera
también tirado por estos animales. Ninguna referencia concreta a si usa o no
martillo arrojadizo. Sin embargo si que hay historias sobre una fragua
legendaria ubicada en este caso sobre la cima de otro monte habitado por un
Espíritu, Turbó (o Turbón). Aquí se congregaban los dioses tras el diluvio
para producir chispas que se convertían en rayos y calentaban la tierra. Por
lo tanto, no iba tan desencaminado Alejo al relacionar un martillo con el
ruido que produce al chocar contra el yunque y producir la chispa, al menos
en esta versión. Además, el martillo arrojadizo no explica el ruido de los
truenos que se oye tras el rayo. Pero hablando de martillos, y volviendo a
las montañas del norte de España, existe en la provincia de Huesca un
monumento megalítico natural, o sea, geológico, rodeado de mitos y
creencias, que se llama precisamente los martillos, en lengua aragonesa
Mallos (derivado del maellus latino, que, por cierto dio nombre al Maellus
Maleficarum, tratado de la iglesia contra el diablo y sus siervos). Los
Mallos de Riglos se elevan hacia el cielo, imponentes, repitiendo en su
fantástica estructura lítica, una y otra vez, semejanzas a las formas del
martillo de Thor. En su interior habita una Giganta que puso allí los Mallos
como límite entre los suyos y los humanos. Y por añadir una divagación más
sobre la evolución de las armas. En la cultura pastoril pirenaica es mucho
más lógico asimilar una piedra de rayo a un arma de un dios como las que se
utilizaban entre los primeros pobladores de las montañas: la fonda, u honda.
Un instrumento -bíblico en el capítulo de David y el gigante Goliath-
construido con dos tiras de cuero o cuerda y un trozo de tripa o cuero en el
centro donde se coloca la piedra. Se sujetan los extremos libres de las
cuerdas, se voltea y se suelta uno de los extremos, saliendo entonces la
piedra -el fondazo- despedida, en nuestro caso, hacia las ovejas
descarriadas. Entiendo que el uso del martillo es similar, sólo que se lanza
todo el martillo en su conjunto, pero la teoria dinámica es la misma. Por
eso creo que la piedra de rayo tiene su razón de ser como piedra, al menos
en la mentalidad legendaria pirenaica.

...Y bienvenido a Juan
-----Mensaje original-----
De: Alejandro González <agonza59@encina.pntic.mec.es>
Para: memoria@egroups.com <memoria@egroups.com>
Fecha: domingo 5 de septiembre de 1999 18:41
Asunto: [memoria] Truenos, martillazos y carros en movimiento

 

Thor tiene un martillo y provoca
>los truenos. Pero asociar 'naturalmente' las dos cosas puede ser un
>error, por comprensible más peligroso: resulta que no se dice en ningún
>lado que los truenos sean martillazos con el mjölnir; por el contrario,
>según Enrique Bernárdez (Snorri Sturluson, _Textos mitológicos de los
>Eddas_, Madrid: Editora Nacional, 1982, p. 72), es el carro de Thor,
>tirado por dos chivos o machos cabríos, el que, al moverse, produce los
>truenos.
>
>Así que la asociación del dios con el trueno no explica ni mucho ni poco
>por qué tiene un martillo (ni los truenos son —parece— martillazos). La
>explicación de por qué Thor tiene su mjölnir tiene que buscarse en otra
>parte: tal vez —como sugiere Eliade— tenga sus raíces en el prestigio
>mágico de los metalúrgicos, poseedores del secreto que lleva a la
>victoria en las batallas; en la sociedad germánica, el simbolismo del
>martillo de Thor tiene, en cualquier caso, sobre todo connotaciones
>fálicas y agresivas. Escribe Bernárdez (p. 71):
>
>«Su arma» (de Thor) «es el martillo Mjölnir, dotado de propiedades
>mágicas. Este martillo aparece en infinidad de representaciones
>rupestres de la Edad del Bronce hasta las "piedras de Thor", dos piedras
>grandes colocadas sobre el suelo en forma que imita la forma de
>Mjöllnir, o estatuitas y piedras decoradas de época vikinga. El
>martillo, además, se utiliza en funciones no guerreras: sirve para
>consagrar matrimonios, como se ve en el _Cantar de Thrym_, y sabemos que
>se levantaba para consagrar al recién nacido. Su importancia es tal que
>en los primeros tiempos del cristianismo se utiliza, en su forma
>original o ligeramente modificado, como sustituto de la cruz cristiana:
>un mismo amuleto podría servir en ocasiones como amuleto de Thor, en
>otras como amuleto cristiano, igual que un cristiano podía invocar a
>Thor en caso de apuro.
>

Chema
-------

«¡Ió Gaya Maya!
¿Qué hachazo de rayo rasgó
las odres del cielo?
Un agua pesada estruendosa
cae sobre ti,
¡Ió Gaya Maya!,
sobre mí, sobre todos tus hijos,
y aplasta en el barro
ramajes y tejas, ciruelas
verdes y pájaros.
¡Ió Gaya Maya!
Como un pájaro agraz derribado
del árbol del sueño,
aquí está el corazón, que de miedo
tiembla y te llama
¡Ió Gaya Maya!:
un niño que esconde en el seno
de su madre la cara
y grita «¡Que no haya tormenta!
¡Que le abran al sol!
¡Ió Gaya Maya!»
Pero tú sólo puedes los ojos
sellarle de besos
y rezar, infeliz gigantesa,
muda y a nadie,
¡Ió Gaya Maya!:
como el día que osaron tus hijos
los brutos Titanes
trepar al alcázar del rubio
rey del relámpago,
¡Ió Gaya Maya!:
hundido los hubo en el cieno
el nuevo tirano,
clamando «Creed y adorad:
éste es el Uno».
¡Ió Gaya Maya!,
y ellos montes amasan, y monte
sobre monte amontonan,
y acezan trepando de peso
al pálido limbo,
¡Ió Gaya Maya!,
y ya casi a sus manos se rinde
la mina de nieve,
cuando suelta de pronto el Señor
su águila roja,
¡Ió Gaya Maya!,
y de todos los templos del cielo
los carros rodando
avanzan y chocan, y en medio
Él blande su hacha,
¡Ió Gaya Maya!;
y la ciega pilastra de cieno
rueda en tromba de polvo
y a peso tus bárbaros hijos
caen sobre ti,
¡Ió Gaya Maya!
Hundidos de nuevo en tu vientre
por tus mostros queridos
aúllas enorme de pena
y muges sin fe,
¡Ió Gaya Maya!
No llores tú más, ya no, madre,
no me abraces llorando;
tú eres muda, mamá, pero yo...
tu hijo hablará,
¡Ió Gaya Maya!
Déjame que con arco y aljaba
salga al campo, y al aire
en el horno de la lluvia y de truenos
grite a tu Dios
«Oh Dios, padre Dios,
cesa ya en tus sordos retumbos
de bombo y bambolla:
yo no creo por miedo en tu Uno:
tu Uno está aquí,
oh Dios, padre Dios:
roto está entre nosotros tu Uno
en masa sin cuento;
en mi boca revive sin fin
de pan y de vino,
oh Dios, padre Dios;
y aunque tú nos claves en cruz,
y aunque tu águila baje
cada día a comernos el hígado,
arde mi lengua,
oh Dios, padre Dios,
y aunque arrojes en torno a mis sienes
granizo y relámpagos,
yo te grito tu nombre, y tu cielo
se abre vacío,
oh Dios, padre Dios».
Así canto en mitad de los truenos
de pie entre tus pechos,
y doy voz a tu amor ultrajado,
¡Ió Gaya Maya!
Hablaré en la tormenta, y si nada
puede hacer la palabra,
¡hiera el rayo en mi boca y me hunda
en ti para siempre,
Ió Gaya Maya!».

(_Canciones y soliloquios_, Zamora: Lucina, 3ª ed., 1993, pp. 74-7).


22/10/99

En realidad, es una tontería, pero a mí me tiene en un sin vivir.
Resulta que en uno de sus poemas, "Rosa de Belial", escribe Valle-Inclán
lo siguiente:

Soy aquel amante
que nunca se muestra,
muda en cada instante
mi sombra siniestra.

Con el viento llego
y paso con él,
soy rojo lostrego
del ángel Luzbel.

Y bien: ¿qué demontre significa "lostrego"? A lo más que he llegado es
a averiguar que es palabra gallega, pero en vano he buscado un
diccionario de gallego on-line; tampoco en mi instituto parecen
considerar que tener un diccionario de gallego sea una necesidad.

Quedo pues a vues(tr)a merced, a ver si alguien lo sabe o lo pudiera
averiguar. Mira que si esta noche tampoco duermo...

Gracias por anticipado

Alejandro

------

Hola:
El _Diccionario da Real Academia Galega_ define "lostrego" como una
"Liña de luz moi intensa, sinuosa e instantánea, producida polo raio. (Sin.
Alustro, lustro, relampo, relustro.)"

Un saludo,
Andrea
----

¡Relámpago! Mil gracias, Andrea. Como siempre, una vez que ya se sabe,
es difícil perdonarse por no haberlo adivinado, tan lógico resulta:
"rojo relámpago del ángel Luzbel".