POESIA LATINOAMERICANA CONTEMPORANEA
por RUBEN DARIO ROMANI

[DESOBEDIENCIA CIVIL]

[DONDE HUBO FUEGO...]

[CALEIDOSCOPIO]

[FUEGOS Y SEÑALES]

del libro "Sobras Completas.
Antología de los ´80".




 

 

 


DESOBEDIENCIA CIVIL
Yo quiero una mujer
para fundar un reino
con sobras de cristales,
con los huesos salados
de peces sordos y ciegos
con frutas deshechas
en la boca de nadie.
Yo quiero un país (iluso)
donde la perfección
con toda su amenaza
de sed e idolatría
perfectas, renovables
se quiebren por encanto
en las manos de nadie.

 "No hagas tratos ! (ingenua)
con hadas ni mujeres..."
gritó mamá  una siesta
en la ciudad dormida

Hay que desobedecer:
por la boca de todos
y por las manos frías !

« atrás

Sobras Completas

sigue »  



 



DONDE HUBO FUEGO...

El humo de la razón
sofoca mis convicciones.
Cuerpo armado en el amor
de criaturas persuasivas?
me figuro en la quietud
más total cuando no pueda
llenar de verde mis manos,
con urdimbres, con poemas.

Como a hojas de un viejo abril
me atropellan y me barren
amontonado en pequeños
túmulos de oro falso.

 

Con la entrega traicionado
al fuego adorable
se quemará  en mitades,
en trozos todo mi cuerpo:
por el orden ciudadano
por la paz del vecindario

El aire sueña con tejidos
de piel, alumbre y ardor
el humo de mis carnes
hoy sofoca a la razón.


  « atrás

Sobras Completas

sigue »  

 

 

 


CALEIDOSCOPIO

Las piedras de colores
sudan un río de luz
del barro enamorado.
Unos cisnes sonríen
mientras la muerte desea
a los peces.

Hacedores de la tierra
vuelven del desiertos
cargados de huellas.
Horadan sin saberlo
la memoria y sus húmedos
terraplenes.

Yo creo que a mi orilla
se acerca lo nacido
por una margen tibia
donde un sol mendigo
todo el día sus hábitos
abandone.

Es impuesta la noche
a los grillos y amantes.

Es útil el silencio
que camina por ríos
de luz, de pie, en andamios
de luciérnagas...


« atrás

Sobras Completas

sigue »  


 

 

FUEGOS Y SEÑALES

Fuegos diminutos, altares de viña ardiendo.
Ambas latitudes: la de lo cierto
y la de lo que no se revela pero es conocido,
en ambos estadios tú y tu sabia sombra .

Vienes a danzar, niña de torpes pasos.
Escenas que se extraviaron en mi memoria, sí,
vienes a danzar sobre las cenizas y a brotar
luego del exhalado espíritu
como una inflorescencia de locura hacia el cielo.

Una flor añil que nadie reconoció.
Fuegos innombrables, vino incandescente,
los ciegos buscan un altar...

  « atrás

Al Tope »  

Quieres leer la VERSION COMPLETA ?